Envía tu consulta

* campos requeridos



Verte bien, sentirte mejor

Beauty One center, Clínica médico estética

Teléfono de contacto (+34) 91 436 4868

Contacta con nuestro personal


Por qué operarse la nariz

La rinoplastia es una intervención muy demandada en la sociedad. La nariz está situada en la parte central del rostro, pero normalmente no es un punto de interés para otras personas, como sí lo son los ojos, los labios y los pómulos. Cuando la nariz está desproporcionada atrae demasiado la atención, y en estos casos la rinoplastia se recomienda.

Las narices con caballete son poco femeninas y la punta nasal caída da una imagen poco favorecedora. Las narices torcidas llaman mucho la atención también.

No hay que olvidar que la nariz es un órgano respiratorio. Muchas veces las alteraciones estéticas y funcionales van de la mano, no pudiendo corregir unas sin corregir las otras.

Operación de nariz, rinoplastia, visita en consulta

En definitiva, la motivación que cada persona tenga para someterse a una rinoplatia debe respetarse. El médico que te trate deberá estar abierto a tus gustos. A su vez el paciente debería escuchar las recomendaciones del médico, que le orientará desde su experiencia de cuales son los cambios más aconsejables. La finalidad de una buena rinoplastia es conseguir una nariz de aspecto natural y armónica con el resto de la cara, que en resumen… pase desapercibida.

La rinoplastia suele realizarse como tratamiento único, aunque en ocasiones la combinamos con cirugía de párpados, lipoescultura, procedimientos de toxina botulínica o rellenos faciales aprovechando la situación de anestesia general.

Cuándo realizar la rinoplastia

No existe una edad mínima ni máxima para realizar la rinoplastia.

En menores de edad es obligatorio que los padres o tutores les acompañen a la consulta y firmen los documentos legales de consentimiento informado. El cirujano debe vigilar si la cirugía es una imposición de los padres o existe deseo real del menor. Es tarea del médico descartar cualquier tipo de imposición de la cirugía por parte de sus padres. Además, recomendamos que el crecimiento haya finalizado para realizar la rinoplastia (15-16 años en las chicas y 17-18 en los chicos). Obviamente hay excepciones, ya que realizamos rinoplastias en niños de hasta 5 años, pero los casos infantiles deben ser discutidos individualmente y no se puede generalizar.

En personas mayores, la cirugía de la punta nasal consigue un rejuvenecimiento facial generalizado espectacular, pues a medida que envejecemos la punta nasal tiende a caer, dando la impresión de que la nariz es cada vez más larga y aportando a la cara un aspecto envejecido en su conjunto.

En general, lo más habitual es realizar la rinoplastia en adultos jóvenes, entre los 20 y 40 años.

Tipo de anestesia

La rinoplastia puede realizarse bajo anestesia local, sedación o anestesia general.

En Beauty ONE Center realizamos nuestras intervenciones bajo anestesia general, que garantiza las mejores condiciones de seguridad y confort para el paciente. Las modernas técnicas anestésicas hacen que la recuperación sea rápida y segura.

Rinoplastia abierta y cerrada

Cada nariz es única y no existen dos rinoplastias iguales. Hay infinidad de técnicas para tratar cualquier problema que nos encontremos. El dominio de todas ellas es lo que convierte a un cirujano en experto en rinoplastia.

El abordaje es la manera en la que accedemos a las zonas de la nariz que queremos tratar. Existen fundamentalmente dos:

  • Abordaje cerrado: no es necesario realizar incisiones externas, quedando todas por dentro de los agujeros. Es el método preferido para narices que no precisen grandes alteraciones de la punta. Es excelente para rebajar el dorso y hacer la nariz más pequeña en el perfil.
  • Abordaje abierto: A través de una pequeña incisión en la piel que separa los dos agujeros como capaces de exponer todo el esqueleto nasal, lo que ofrece grandes ventajas en el trabajo de la punta, así como en casos operados previamente que necesiten una segunda intervención. Esta incisión cicatriza muy bien y es imperceptible a los pocos días.

Técnicas de rinoplastia más habituales

La rinoplastia es la cirugía estética técnicamente más demandante para el cirujano, y cada caso supone un nuevo reto. De todas las técnicas a nuestra disposición las más utilizadas son:

  • Resección del caballete: La mayoría de pacientes desea una nariz más pequeña y refinada. La resección del dorso consigue un perfil recto sin salientes (giba o caballete). Para conseguirlo se rebaja tanto la parte de hueso como la de cartílago hasta el punto óptimo. Mediante unas pequeñas fracturas del hueso lateral (osteotomías) se estrecha la nariz para refinarla.
  • Cirugía de la punta nasal: La punta nasal bonita tiene forma triangular y sus contornos están claramente definidos. Para conseguirlo podemos hacer:
    • Resecciones: Se quita muy poco cartílago nasal para conservar la estructura y la función de la nariz.
    • Suturas: Lo más utilizado por los cirujanos de Beauty ONE Center. Los puntos consiguen moldear las estructuras nasales para acomodarlas a nuestro gusto, y la cicatrización posterior mantiene todo en su sitio.
    • Injertos: En ocasiones hace falta aportar cartílagos para mejorar la definición o la resistencia de la punta nasal. Lo más habitual es que procedan de otras zonas de la nariz, como el tabique, aunque en casos complejos podemos obtener cartílago de la oreja o la costilla del paciente.

Cuidados postoperatorios

La rinoplastia es un procedimiento indoloro y muy poco molesto. A continuación vemos algunos de los aspectos más interesantes para el paciente tras la cirugía:

  • Taponamiento nasal: no usamos ninguno. Nuestros pacientes respiran desde el primer momento. Colocar tapones para evitar sangrados no es necesario. Es mucho más importante hacer una cirugía delicada y poco traumática que evite esta complicación. Además los tapones duelen mucho mientras se llevan y al retirarlos.
  • Dolor: La rinoplastia no duele. La mayoría de nuestros pacientes no toman ni siquiera un analgésico en el postoperatorio, aunque según la tolerancia de cada paciente pueden aparecer molestias que ceden sin problema con paracetamol.
  • Aspecto inicial: La nariz recién operada luce así:
    • Está tapizada con un esparadrapo marrón de papel que sirve de vendaje para evitar edemas.
    • Escayola: muy pequeña, solo tapa parte del dorso nasal. Se mantiene 6-7 días y se retira en la consulta.
    • Puntos: en abordaje abierto se dan 5-7 puntos diminutos en la piel que separa los agujeros. Se retiran a los 6-7 días.
    • Ojos: es posible que aparezcan pequeños hematomas alrededor del ojo que desaparecen en los pocos días. Se pueden maquillar a partir del tercer día si es necesario.
  • Actividad: Recomendamos reposo 24h. Durante la primera semana se recomienda no hacer deporte, pero puedes pasear e incluso trabajar si no realizas esfuerzos físicos importantes.
  • Vida social: no existe ninguna restricción al respecto, más allá de que durante la primera semana se ve la escayola y los puntos.

Resultados

El proceso de cicatrización tiene varias fases:

  • Primer mes: la nariz está algo inflamada, y parece que ha quedado más grande de lo deseable. No obstante, a las 2-4 semanas este edema desaparece y el resultado se hace evidente.
  • 2-3 meses: El dorso está prácticamente normal, persistiendo cierto edema en la punta, variable entre personas.
  • 3 meses -1 año: Los resultados se consolidan y los cambios son menores. La piel recupera su aspecto, elasticidad y firmeza. Se recupera la sensibilidad de la punta y el resultado es estable.

Por todo lo anterior, durante el primer año es importante seguir los controles postoperatorios.

Procedimientos asociados

La rinoplastia suele realizarse como tratamiento único, aunque en ocasiones la combinamos con cirugía de párpados,lipoescultura, procedimientos de toxina botulínica o rellenos faciales para conseguir un efecto rejuvenecedor más integral.