Envía tu consulta

* campos requeridos



Verte bien, sentirte mejor

Beauty One center, Clínica médico estética

Teléfono de contacto (+34) 91 436 4868

Contacta con nuestro personal


TU PIEL TE NECESITA

La piel es el órgano más grande del cuerpo, y es nuestra tarjeta de presentación ante los demás. Cada día se ve expuesta de manera directa a multitud de agresiones, como la radiación solar, los cambios de temperatura o los agentes químicos que nos rodean. Además, de manera indirecta nuestra piel puede dañarse por otros factores como el tabaco, el estrés o la mala alimentación.

Existen diferentes tipos de piel, y cada uno necesita unos cuidados específicos, sobre todo si tiene alguna particularidad como acné, cambios pigmentarios o es especialmente sensible. En cualquier caso, una piel cuidada inmediatamente nos hace vernos y sentirnos mejor. Los tratamientos dermocosméticos de Beauty One Center harán que tu piel luzca bonita, pero también estará más sana y preparada para afrontar las agresiones de cada día. Una buena rutina diaria consigue retrasar los signos del envejecimiento, y es un complemento ideal para todos los procedimientos estéticos con y sin cirugía que realizamos en la clínica.

QUÉ SON LOS COSMECEÚTICOS

En Beauty One Center no nos conformamos con ofrecerte cosméticos convencionales. Los cosmeceúticos son productos a medio camino entre la cosmética clásica y la medicina dermatológica. Combinan las propiedades de aroma, textura y presentación de la cosmética de alta gama con la eficacia que la ciencia médica más avanzada es capaz de proporcionar a tu piel. No requieren prescripción médica estricta, pero nuestra supervisión es recomendable para garantizar que los productos que uses sean los mejores para tu caso concreto.

Nuestros cosmeceúticos están especialmente diseñados para complementar procedimientos médico-estéticos, por lo que es habitual que los recomendemos como parte integral de tu plan de tratamiento.

Gama de productos Skinceuticals

TU RUTINA DIARIA

Son muchos los hombres y mujeres que cada día dedican unos minutos al cuidado de su piel. Si tú también quieres te indicamos los pasos de una rutina básica:

Limpiar

Es el primer paso, y consiste en preparar la piel para los productos que se aplican después. Las buenas limpiadoras elimina suciedad, restos de maquillaje, células descamadas y microorganismos de manera eficaz. Su pH neutro evita dañar la capa de protectora natural de la piel.

Tonificar

Los tónicos restablecen el pH de la piel, por lo que si usas una buena limpiadora puedes evitar su uso. No obstante, en las pieles grasas con tendencia al acné, el tónico es muy beneficioso.

Tratar

Para cada edad, tipo de piel y problema concreto existen varios productos recomendados. En Beauty One Center analizamos tus necesidades y te aconsejamos los más idóneos. Existen productos multifunción, recomendables en personas jóvenes con pocos signos de edad, que combinan varios principios activos y actúan a varios niveles. También disponemos de fórmulas muy específicas para un problema, como las manchas, el acné, o lo último en cremas antiedad. Los cosmeceúticos poseen estudios médicos que avalan su eficacia, siendo un paso más a la cosmética clásica.

Proteger

Gran parte de los daños que asociamos al envejecimiento están provocados por la exposición continuada al sol, y se engloban con el término FOTOENVEJECIMIENTO. Si no protegemos la piel de poco habrán servido el resto de tratamientos previos, aunque se realicen a diario y con diligencia. Los protectores cutáneos por excelencia son:

  • Antioxidantes: la radiación UV genera libres en la dermis radicales que dañan otras moléculas como proteínas o lípidos, induciendo la aparición de cáncer de piel y envejecimiento prematuro. Los antioxidantes como las Vitaminas C y E ayudan a minimizar estos efectos nocivos del sol y se suelen incluir en muchas cremas de tratamiento facial o en serums antioxidantes específicos.
  • Protectores solares: Son un componente esencial en cualquier régimen de tratamiento, y deberían proteger tanto de los rayos UVA como UVB. Están formulados con filtros físicos (moléculas inorgánicas que reflejan, dispersan y absorben la radiación UV) y filtros químicos (moléculas orgánicas que absorben la radiación UV).

Ver más